Jesús y Pedro, dos fieles amigos que vieron truncadas sus vidas

Los jóvenes beisbolistas fallecieron en dos terribles accidentes. Pedro de 18 años murió en el 2016 y Jesús Javier el pasado domingo.
11 DE ABRIL, 2018

EL DEBATE

Concordia.- Mesillas, Concordia aún recordaba con dolor la muerte de Pedro Antonio Pérez Morales, de 18 años, un joven beisbolista que murió en un terrible accidente en marzo del 2016, cuando, el pasado domingo, nuevamente sus corazones volvieron a sufrir con el deceso de Jesús Javier, de 20 años, quien también era un apasionado beisbolista, e inseparable amigo de Pedro.

Desde muy joven, Jesús Javier comenzó su pasión por el béisbol. Jesús y Pedro compartían las canchas de béisbol, hasta que Pedro murió en el 2016, tras volcar en el vehículo en que viajaba. Tras el deceso de Pedro, Jesús quedó muy consternado pero decidió continuar con su pasión. Posteriormente decidió convertirse en ingeniero agrónomo por lo que viajó a Culiacán para estudiar la carrera. Sus sueños se vieron truncados tras un fatal accidente en Concordia, Sinaloa.

Jesús viajaba en un motocicleta con otro amigo de la infancia, Jorge Antonio, cuando se impactaron con un vehículo en la carretera Mazatlán-Durango.

Eran las 19:00 horas de la tarde-noche del domingo cuando Javier y su amigo, Jorge circulaban a bordo de una motocicleta por la carretera Mazatlán-Durango, para regresar a sus hogares cuando ocurrió el accidente. Solo les faltaba poca distancia para que los jóvenes llegaran a sus viviendas, pero la tragedia los alcanzó.

Tras el impacto, Javier y Jorge resultaron gravemente heridos por los que fueron trasladados al hospital integral de Concordia, pero debido a la gravedad de las lesiones fueron llevados a Mazatlán. Lamentablemente Javier no resistió y murió camino al hospital. Jorge sobrevivió y se recupera en un hospital de la ciudad.

Jesús había viajado de Culiacán a Mesillas para pasar las vacaciones de Semana Santa, en su pueblo natal. Quería ver a su familia y amigos y convivir con ellos. El mismo día que ocurrió la tragedia, Jesús se despedía de sus amigos para posteriormente regresar a Culiacán para continuar con sus estudios.

La comunicad de Mesillas permanece en silencio tras la muerte del joven, y en sus rostros de puede ver el dolor.

Jesús fue velado ayer en su domicilio, donde creció y vivió por muchos años. Hoy será sepultado el martes en el panteón de Mesillas.

Hoy, Jesús podrá descansar al lado de su amigo Pedro, estarán juntos en el cielo.




Más de interés