Gabriel murió estrangulado desde el primer día, revela la autopsia

El cadáver del niño fue hallado por la policía española en el maletero del auto de Ana Julia Quezada, de origen dominicano, su madrastra; los buscaban cuatro mil personas
12 DE MARZO, 2018

AGENCIAS

MADRID, España.- La autopsia practicada a Gabriel Cruz reveló de forma preliminar que el niño de ocho años falleció por estrangulamiento el primer día de su desaparición, el 27 de febrero, según informan a Europa Press fuentes de la investigación.

La autopsia se realizó en el instituto anatómico forense de Almería después de que este domingo fuera hallado el cuerpo de Gabriel envuelto en una manta dentro del maletero del automóvil que condujo desde Las Hortichuelas a la Puebla de Vícar la actual pareja del padre del menor, Ana Julia Quezada, quien fue arrestada por agentes de la Guardia Civil.

Las autoridades han dispuesto, de acuerdo con los padres del pequeño, que la capilla ardiente se instale en la Diputación de Almería. El funeral está previsto que se celebre este martes a las 10.30 horas.



El cadáver de Gabriel Cruz fue hallado por los agentes en el maletero del coche que conducía Ana Julia Quezada, una mujer de origen dominicano pareja del padre del niño que fue detenida a unos 60 kilómetros de donde desapareció el menor.

La autopsia realizada hoy es una de las pruebas clave para los investigadores, que, si bien no descartan ninguna hipótesis, creen que la principal sospechosa actuó sola.

También será fundamental la declaración que preste la detenida ante la Guardia Civil, así como la inspección que se está haciendo en la finca de Níjar, en la que se encuentra el pozo donde supuestamente Quezada ocultó el cuerpo de Gabriel hasta que ayer lo sacó y lo cargó en su maletero.

El pequeño desapareció el 27 de febrero tras salir de casa de su abuela para dirigirse a la de unos familiares, situada a escasos metros, en la localidad de Níjar (Almería, sur de España).

El cuerpo de Gabriel fue encontrado después de casi dos semanas de angustiosa búsqueda en la que participaron más de dos mil 600 voluntarios y casi mil 500 profesionales.

Más de interés