El Legislativo contra el judicial; una guerra de poderes

**Responde el poder judicial a la iniciativa de “ las cuatro L” (Ley Lalo Lugo López) , que pretende eliminar 6 magistrados del Tribunal Superior de Justicia
17 DE ABRIL, 2018



** La iniciativa de EDUARDO LUGO LOPEZ, tenía entre otras finalidades, ahorrar millones al presupuesto del poder judicial, que ya no tendría una nómina tan alta, dice LUGO LOPEZ
** Tal iniciativa, según lo explicaba en su escrito el citado diputado LUGO LOPEZ, era de reforma y adiciones y cumplía con lo que mandata la Constitución federal para garantizar desde el marco local el derecho humano al trabajo y otorgar a la ciudadanía la protección más amplia

** Sin embargo pronto hubo respuesta de parte del Poder Judicial, que comanda el doctor en derecho PEDRO ANTONIO ENRIQUEZ SOTO, y no fue una respuesta pacifista
**En voz del magistrado THOTH ALDRIN LOMELI AGUILAR, el poder judicial, dijo con toda claridad que no permitirán que el poder legislativo, tumbe seis magistrados durante esta administración
** Señala THOTH ALDRIN, que ante una intención de este tipo, de inmediato buscaran la protección de la justicia federal, amparándose para que ningún magistrado sea dado de baja



Pues vaya que la guerra entre el poder legislativo que comanda el doctor POLO DOMINGUEZ GONZALEZ, y el poder judicial, comandado por PEDRO ANTONIO ENRIQUEZ SOTO, ya no es una guerra sorda, sino directa, ambos jefes mueven a sus piezas para ellos estar siempre listos en casos de que la guerra entre en una etapa emergente…el primer obús lo tiró el congreso del estado, cuando en voz de uno de sus integrantes, el diputado EDUARDO LUGO LOPEZ, anunció que se transferiría la impartición de justicia laboral a la esfera del Poder Judicial, esto mediante una iniciativa promovida por el legislador perredista, para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Nayarit.

Tal iniciativa, según lo explicaba en su escrito el citado diputado LUGO LOPEZ, era de reforma y adiciones y cumplía con lo que mandata la Constitución federal para garantizar desde el marco local el derecho humano al trabajo y otorgar a la ciudadanía la protección más amplia para que acudan ante la instancia jurisdiccional para resolver alguna controversia laboral en forma expedita e imparcial.

Al presentar esta propuesta ante el pleno el diputado Eduardo Lugo López explicó que separar de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado el tema de la resolución de los conflictos por la vía del arbitraje y dejando esta competencia a los Centros de Conciliación en el Poder Judicial permitirá la integración de sólo 11 magistrados…así que en esencia, y fuera de toda la explicación anterior, la idea principal de la iniciativa de LUGO LOPEZ, es: “Reducir de 17 a 11 magistrados, en el poder judicial, esto con la idea de contribuir con una parte al ahorro presupuestal y por otro lado un gran avance en la impartición de justicia del estado”, citado textualmente tal y como lo argumentó al presentar ante el pleno de la cámara de diputados la iniciativa señalada.

Lugo López mencionó que el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado también sufriría modificaciones en su integración: “Se tendrá una reducción de 19 a 7 integrantes de los cuales uno será el Presidente del Tribunal Superior de Justicia y quien a su vez lo será del Consejo, un magistrado electo por el pleno del Tribunal, dos jueces de primera instancia electos por el propio consejo, dos consejeros nombrados por el Poder Legislativo a propuesta de la Comisión de Gobierno y electos por las dos terceras partes de los representantes populares y un consejero designado por el titular del Poder Ejecutivo Estatal”, uno de los problemas, o ventajas, según la óptica del poder que lo juzgue es que al aprobarse esta iniciativa el Poder Judicial aparte de las controversias del orden civil, familiar, penal, de adolescentes y mercantil le corresponderá la materia laboral y dará cumplimiento con la declaración de las reformas y adiciones de los artículos 107 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de justicia laboral. ..así que en este breve texto, resumo el origen de la manzana de la discordia, la manzana que provocó que el día de ayer, el comandante del ejército contrario, el licenciado y doctor en Derecho, PEDRO ENRIQUEZ SOTO, también hiciera uso de su jefatura y uno de sus soldados, el magistrado THOTH ALDRIN LOMELI AGUILAR, tocara el clarín, para que le escucharán sus palabras, palabras que dichas por THOTH ALDRIN, representan las palabras del Tribunal Superior de Justicia, es decir del poder judicial, así que el misil del Poder Judicial, fue para manifestar ante el congreso del estado, y ante la opinión pública, que la intención de reducir el número de magistrados del Poder Judicial de Nayarit perjudica al estado de derecho, y trastocaría el orden constitucional. Si el Congreso local se empeña en su afán de bajar el número de integrantes del TSJ sin que éstos hayan culminado su periodo, los magistrados harán valer su derecho con tremendos amparos o controversias constitucionales…así es la respuesta inmediata del poder judicial, representado por PEDRO ENRIQUEZ SOTO, dichas por el vocero magistrado de la Sala Penal, Thoth Aldrin Lomelí Aguilar…pero las cosas no concluyeron ahí, el magistrado THOTH ALDRIN LOMELI AGUILAR, dijo textualmente: “Si la legislatura y el constituyente permanente del estado de Nayarit consideran pertinente hacer ese tipo de modificaciones, tenemos la opción de en forma individual o en forma colectiva, hacer valer acciones legales”.

Aunque ojo, no todo fue valentonadas, o bravatas, no, a esos niveles que son lo máximo de los poderes constitucionales del estado de Nayarit, las cosas se tienen que tratar con civilidad, de otra manera se enseña el cobre en forma muy corriente, así que luego de iniciar sus declaraciones con el hacha de guerra desenterrada, el vocero magistrado de la Sala Penal, Thoth Aldrin Lomelí Aguilar, se dijo respetuoso de la soberanía y el poder que tienen los diputados para iniciar leyes, pero luego de lanzar esta expresión de cordialidad, de aceptación a las decisiones del poder legislativo, el señor ALDRIN, añadió que sin embargo, la intención de la XXXII Legislatura, carece de congruencia con el orden jurídico.

Si bien, la iniciativa presentada para reducir el número de magistrado, aún no se discute, ya trascendió que lo medular es bajar de 17 a 11, el número de magistrados, aunque ante esta intención ya muy clara de parte del poder legislativo, el magistrado Lomelí Aguilar, advirtió que todos sus colegas, o sea todos los magistrados que en este momento forman parte del Tribunal de Justicia de Nayarit, están constitucionalmente reconocidos, con jurisprudencia reiteradas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para un periodo establecido…y añadió utilizando el estilo que usa para dictaminar condenas o sentencias: “Este periodo establecido, no puede ser reducido de forma alguna”… “ A los actuales magistrados no los pueden “cortar”, tendrán que esperarse a que culmine su periodo para poner en práctica la intención del Congreso local de disminuir el número de integrantes del Poder Judicial”.

El magistrado THOTH ALDRIN LOMELI AGUILAR, hace algunas aclaraciones por aquellos que consideran que los magistrados del poder judicial, ganan más de lo que realmente merecen, considerando claro que estamos en Nayarit, un estado en donde el desarrollo económico no ha llegado plenamente, así que dice THOTH, que su intención de ampararse en caso de que el congreso del estado, decida aprobar la iniciativa de las cuatro L: “LEY LALO LUGO LOPEZ “, y ponerla en práctica, no es un capricho o un afán de aferrarse al cargo o al sueldo de magistrado, así lo establece la ley, y precisamente la semana pasada, la Corte falló dos controversias constitucionales en el estado de Chihuahua donde hablaba precisamente del tema de independencia de Poder Judicial y de la inamovilidad de los magistrados que han sido nombrados en tanto se encuentre vigente su nombramiento… “Hay un número importante de magistrados que habremos de terminar nuestro encargo en el 2019 y en ese momento quizá sea oportuno para hacer algún ajuste, sin trastocar estos principios constitucionales, reconocidos en el 120 constitucional de independencia de los poderes judiciales”, sostuvo Thoth Aldrin Lomelí., quien está de acuerdo en que se aplique la Iniciativa “ LEY LALO LUGO LOPEZ”, pero ya que salgan los que actualmente conforman como magistrados el poder judicial, algo así como el sobado refrancito ese que dice: “ Hágase la voluntad en los magistrados de mi compadre”, claro cambiando en este caso la palabra buey por MAGISTRADO, Y es que en el 2019 son 11 magistrados los que terminan su periodo, dos en el mes de septiembre y otros nueve en el mes de diciembre. THOTH ALDRIN, añade a manera de información y molestia, que a cada rato los diputados modifican las leyes, y es que el año pasado se reformó en ese sentido para reducir el número a 9 magistrados que entraría en vigor en diciembre del 2019 y ahora se pretende volver a cambiarlo para dejarlo en 11 de forma inmediata….pues ahí están los primeros rounds entre ambos contendientes, vamos a ver qué ocurre, en estos días de tensión entre ambos poderes. **************

Y mientras llega el momento de definir ganador, concluyo este comentario añadiendo un resumen de lo que es cada uno de los poderes hoy en confrontación:

PODER LEGISLATIVO

Se denomina poder legislativo a una de las tres facultades y funciones primordiales del estado (junto con el poder ejecutivo y el judicial) consistente en la aprobación de normas con rango de ley. Es una de las tres ramas en que tradicionalmente se divide el poder de un Estado. El Poder Legislativo tiene por su parte principalmente la función de establecer el Derecho, al dictar las reglas generales, abstractas e impersonales de observancia obligatoria, es decir, elaborar leyes

En una democracia, el poder legislativo elabora y modifica las leyes existentes de acuerdo a la opinión de los ciudadanos. Su función específica es la aprobación de las leyes y, generalmente, está a cargo de un cuerpo deliberativo (congreso, parlamento o asamblea de representantes). Charles de Secondat, Barón de Montesquieu propuso en su célebre libro El espíritu de las leyes, que era necesario que las funciones del Estado se dividieran entre distintos poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), para que mediante unos arreglos de las características el poder se autocontrole, a fin de evitar la tiranía.

PODER JUDICIAL

El Poder Judicial es aquel poder del Estado que, de conformidad al ordenamiento jurídico, es el encargado de administrar justicia en la sociedad, mediante la aplicación de las normas jurídicas, en la resolución de conflictos. Por "Poder", en el sentido de poder público, se entiende a la organización, institución o conjunto de órganos del Estado, que en el caso del Poder Judicial son los órganos judiciales o jurisdiccionales: juzgados y tribunales, que ejercen la potestad jurisdiccional, que suele gozar de imparcialidad y autonomía.

Al Poder Judicial le corresponde administrar la justicia y decir el Derecho, con lo que realiza la función jurisdiccional y garantiza el respecto al Estado de Derecho al interpretar la ley.Según la teoría clásica de Montesquieu, la división de poderes garantiza la libertad del ciudadano. Montesquieu compuso su teoría después de un viaje a Inglaterra en donde interpretó que un poder judicial independiente puede ser un freno eficaz del poder ejecutivo.

Bajo esta separación de poderes, nace el llamado estado de derecho, en el cual los poderes públicos están igualmente sometidos al imperio de la ley. El Poder judicial debe ser independiente para poder someter a los restantes poderes, en especial el ejecutivo, cuando estos contravengan el ordenamiento jurídico.

El poder ejecutivo y el legislativo son dos poderes que en ocasiones también se enfrentan, las luchas de poder de los integrantes del legislativo suministran periódicamente a los nuevos integrantes del ejecutivo. Sin embargo el papel arbitral entre ambos requiere de un poder judicial fuerte y respetado como uno de los poderes fundamentales del estado cuya independencia es un valor a preservar porque de ella depende que el sistema no deje de funcionar y la democracia de paso a la tiranía…hasta mañana

Más de interés