El Barcelona no convence en vísperas de la Champions


16 DE FEBRERO, 2019

Con los octavos de final de la Champions ante el Lyon a la vuelta de la esquina el conjunto del recién renovado Valverde se muestra como un equipo plano que ha perdido la llegada de otras temporadas. El partido de Bilbao o la primera parte ante el Valladolid deben llevar a la reflexión.

El Barcelona sumó de nuevo los tres puntos, que es lo importante tras dos empates seguidos, pero no puede estar contento con la imagen que está mostrando en las alturas de campeonato en que estamos. Con los octavos de final de la Champions ante el Lyon a la vuelta de la esquina el conjunto del recién renovado Valverde se muestra como un equipo plano que ha perdido la llegada de otras temporadas. El partido de Bilbao o la primera parte ante el Valladolid deben llevar a la reflexión. Es verdad que ante los pucelanos descansaron algunos titulares como Lenglet, Rakitic o Luis Suárez, pero con Messi en el campo el Barcelona tiene que tener más pegada.

El Valladolid estaba muy cómodo en el campo hasta que en el minuto 42 robó un balón en el medio del campo y lanzó una contra con cuatro jugadores en la que no hubo entendimiento en el pase final y la jugada acabó en un saque de puerta que realizó rapidísimo Ter Stegen con medio Valladolid descolocado. Y esta contra del Barcelona acabó con un penalti de Míchel sobre Piqué tras jugada de Dembélé. Gol de Messi y 1-0 al descanso en un partido en el que los dos guardametas estaban siendo meros espectadores.

El gol de Messi al borde del descanso provocó que la segunda parte fuera más dinámica. El Valladolid se abrió y en los primeros cinco minutos habían pasado ya más cosas que en todo el primer tiempo. Primero avisó Sergi Guardiola con un remate cruzado, después Messi obligó a lucirse a Masip con un remate de volea y después el propio Leo remató fuera por poco tras jugada de Dembélé. El Valladolid llegaba fácil hasta las cercanías del área azulgrana, pero a partir de ahí se quedaba sin ideas.

Valverde no lo veía claro y sacó a Luis Suárez por un desafortunado Prince Boateng buscando el 2-0 que acabara con las esperanzas del Valladolid de empatar el partido. El uruguayo tuvo cuatro ocasiones clarísimas para sentenciar el partido, pero se quedó con las ganas. Masip le detuvo dos mano a mano, en otra intentó un pase a Coutinho cuando lo más fácil era rematar a puerta y en otra se le quedó el balón atrás. Pasaban los minutos y Valverde dio entrada a Rakitic para dar más consistencia al centro del campo y aguantar el resultado ante un Valladolid que seguía intentándolo pero sin remate.

Messi falla otro penalti
A falta de siete minutos, un nuevo penalti de Kiko Olivas sobre Coutinho pudo finiquitar el choque pero Messi falló el penalti gracias a una doble parada de Masip. Es el 12 que falla en su carrera en 62 lanzamientos. Pese a este fallo, el argentino parece recuperado por completo de su lesión y esa es la mejor noticia de un Barcelona que en Lyon tendrá que mejorar su juego si no quiere sorpresas.


Más de interés