Caótica derrota del West Ham

10 DE MARZO, 2018

West Ham sufrió tercera goleada al hilo y provocó que su afición realizara protestas.
El West Ham volvió a sufrir una derrota en la Premier League tras ser goleado 3-0 por el Burnley, en partido donde, de nueva cuenta el entrenador David Moyes decidió que Chicharito debía iniciar en el banquillo de suplentes.

Los Hammers tuvieron oportunidad de adelantarse en el marcador desde los 12 minutos pero el delantero Arnautovic falló un mano a mano tras mandar su disparo justo a donde estaba el guardameta.

El resto del juego fue una batalla por el control del esférico hasta que la balanza se inclinó para los visitantes en la parte complementaria.

Al 66’ Chris Woods recibió en el área un pase largo desde la defensa, controló y esperó la llegada de su compañero Ashley Barnes, quien con potencia y ante la barrida de Pablo Zabaleta, mandó un disparo al ángulo de la portería para el 1-0.

Un par de minutos después llegó el segundo tras una buena jugada en plena área de los Hammers cuando Chris Wood anotó después que sus compañeros tocaron el balón por toda el área grande y tras un centro de Aaron Lennon, Wood desvió a gol para el 2-0.

Ya heridos, Moyes decidió que era momento del ingreso de Javier Hernández, quien participó en un par de jugadas pero una vez más, como en los últimos dos juegos de liga, se fue en blanco.

El último tanto se consumó al 81’ cuando un disparo lejano fue mal controlado por el arquero Hart que concedió rebote y de nuevo Woods estuvo atento para empujar la pelota.

Esta vez, la derrota no fue tolerada por la afición de los Hammers que realizó diversas manifestaciones durante el encuentro, como ingresar al campo en cada anotación del rival y criticar directamente a los propietarios del club que estaban presentes. También hubo conflictos entre los algunos seguidores.

West Ham se rezaga en la liga con solo 30 unidades mientras su rival de esta tarde llegó a 43 puntos y todavía sueña con puestos de Europa en la clasificación general.


Más de interés