Angostura. Altas expectativas ante inicio de captura de tiburón

Ribereños de la bahía Santa María de Angostura reportan aceptable volúmenes de producto en el primer día y eso los alienta a seguir con la actividad.
Publicado: 01 DE AGOSTO, 2020



Pescadores ribereños de la bahía Santa María de Angostura tienen un alentador inicio de captura de tiburón en mar abierto, pues en el primer día de actividad reportaron buenos volúmenes de producto y eso los motiva a seguir adelante en busca del sustento económico y familiar pese a todos los riesgos y gasto que se generan.



José María Montoya, originario de La Reforma, da a conocer que les fue bien el primer día de pesca pero esto no indica que así vaya estar toda la temporada, ya que así como les fue excelente hoy el mañana es incierto.



Hoy nos fue bien pero no todos los días se agarra igual hay veces que ni los gastos sacamos pero ahí andamos haciéndole la lucha para sobrevivir y mantener a la familia".



"A como está la crisis económica se pudiera decir que lo capturado es un gran aliciente pero hay que espera los días que vienen haber como nos va. La especie que normalmente agarramos es tiburón Silver pero también caen un que otro de los llamados Zorro, que vendrían siendo los más comunes en esta zona marítima.



Llegango con la producción a la cooperativa cada animal lo hacemos tronchos, pues la mayoría de las partes como las aletas, la carne y la cabeza se comercializan y tienen diferente precio en el mercado.



Así en general a nosotros nos lo pagan a 24 pesos el kilo de tiburón y entre todos los que traemos será alrededor de 900, ya que entre uno y otro, por su tamaño, andarán pesando entre 15 y 20 kilos.



Le tenemos que hacer la lucha de Sol a Sol para por lo menos recuperar la inversión y que nos quede algo de ganancias, ya que llevamos como 7 mil pesos en gastos y somos tres los vamos en la panga y precisamente para ahorrar algo de combustible nos vamos un día a mar abierto, tiramos el chinchorro, lo dejamos tendido, nos vamos a una isla cercana a acampar para dormir y al día siguiente lo levantamos, así esta actividad que la verdad es arriesgada porque estamos en mar abierto y en ocasiones el mal tiempo se pone muy feo.



Para agarrar tiburón de mejor especie y tamaño ahorita estamos yendo como 60 kilómetros para adentro de mar abierto, esto tamándo en cuenta la boca que está en el faro. Más que valor la misma necesidad de tener algo qué comer es la que nos hace estar yendo al tiburón y arrojarnos a lo que se nos pudiera presentar allá afuera", resalta el pescador ribereño José María Montoya.





Más de interés