AMLO ordena darle protección a Enrique Alfaro

El mandatario ofreció su apoyo para garantizar protección a ambos funcionarios y destacó que su gobierno no pacta con la delincuencia
Publicado: 03 DE JULIO, 2020



El Presidente Andrés Manuel López Obrador dio instrucciones en el Gabinete de Seguridad para que se ofrezca protección al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien fue amenazado por el Cártel de Jalisco Nueva Generación.



Cuestionado sobre la amenaza al Mandatario, López Obrador reveló que pidió al Secretario de Seguridad Pública que establezca comunicación.



Dijo que también protegerán a la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra, quien acusó amenazas.



Hoy di instrucciones en el Gabinete de Seguridad de que se establezca comunicación con el Gobernador de Jalisco y de acuerdo a lo que él considere nosotros ayudemos en su seguridad, que nosotros podamos contribuir para su protección, que cuente con nosotros y lo mismo en el caso de la presidenta de la CNDH, que no lo sabía, pero tiene la instrucción el Secretario de Seguridad Pública”, indicó.



El Presidente descartó que se pacte con la delincuencia y que se proteja a algunos cárteles.



Es que se están afectando intereses creados, hay cambios, y transformación y hay algunos que se sienten afectados, pero esto es normal cuando hay una transformación y está muy claro: no pactamos con la delincuencia ni con la delincuencia común, ni con la delincuencia organizada ni con la delincuencia de cuello blanco”, dijo.



Y tampoco hacemos acuerdos en lo oscurito con el Gobierno de Estados Unidos y con sus agencias”.



Aclaró que su Gobierno no protege “a unos para perseguir a otros”.



Y otra cosa que también es muy importante, no protegemos a unos para perseguir a otros, es la aplicación de la ley con el principio liberal de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie, nada de que vamos a hacer acuerdos con un grupo para perseguir a otros o para apaciguar a una región, no, hay una línea, una frontera, una raya divisoria: autoridad y delincuencia”, afirmó.





Más de interés