''Oye, si me matan ya sabes quien fue'': Fue el último mensaje de Humberto

Humberto Trejo Espinal antes de ser asesinado habría enviado un mensaje de texto a un amigo, en el cual agregaba un emoticón de un borrego, ayer su presunto homicida Ivan Alejandro ''El Borre'' fue vinculado a proceso.
Publicado: 22 DE FEBRERO, 2020



EL DEBATE

Sinaloa.- «Oye, si me matan ya sabes quién fue», le escribió Humberto Trejo Espinal a un amigo, y junto al mensaje envió un ícono de la figura de un borrego. Esto fue el pasado 25 de enero de 2019, y el 26 su cuerpo fue localizado por unos adolescentes en el interior del complejo habitacional La Primavera. Esto se dijo en el desarrollo de la audiencia inicial a la cual asistió su familia.

En este caso, un juez de control vinculó ayer a proceso a Iván Alejandro Z., alias el Borre, por el presunto homicidio calificado cometido con premeditación, ventaja y traición contra Humberto, tras considerar que los datos de prueba presentados por la Fiscalía General de Justicia en su carpeta de investigación estaban fundamentados.

La Fiscalía cuenta con alrededor de 40 testimonios, así como una gran cantidad de grabaciones de diversas cámaras de video, la sábana de llamadas y la geolocalización de los teléfonos celulares del imputado y de la víctima, lo que los ubica juntos durante la tarde del 25 de enero, cuando Humberto acudió a la colonia Las Quintas a auxiliar a Iván Alejandro luego de que este participara en un choque.

En esta colonia también hay varios testigos que vieron cómo Humberto llegó, saludó a Iván Alejandro, estuvieron platicando hasta que la grúa se llevó la unidad de Iván y luego se fueron en el carro de Humberto. A las 18:00 horas de ese día las cámaras de seguridad de la entrada de La Primavera captaron el vehículo de Humberto ingresando; circuló alrededor de dos kilómetros, se desvió para un sitio baldío conocido como el Tanque Elevado, minutos después la unidad salió de ese sitio y otra cámara captó que fue estacionada en una plaza comercial.

Un hombre se bajó de la misma, cruzó la calle y se dirigió al fraccionamiento San Agustín.

Ese hombre llevaba una especie de maletín en sus manos. Al llegar a la caseta de vigilancia platicó con el guardia y lo dejaron pasar, luego se encontró con otra persona, quienes lo identificaron después como Iván Alejandro.

Confesiones
Al pasar las horas y no llegar a la casa, los familiares de Humberto lo reportaron como desaparecido. Luego, un amigo de él les pasó los mensajes que le mandó, en los cuales manifestaba que temía por su vida y que si alguien lo mataba era... y el ícono del borrego, por lo que se considera que se refería al Borre.

Tras iniciarse las investigaciones, dos personas que conocían a Iván Alejandro declararon que a ellas les había presumido que había asesinado a Humberto. Una de ellas, al saber que el joven estaba desaparecido, le preguntó que si sabía en dónde estaba, y le contestó que lo había asesinado.

Otro testimonio fue que el Borre, en estado muy alterado, le contó que tenía que irse de la ciudad porque había asesinado a Humberto en el interior de La Primavera. Estas confesiones, de acuerdo con lo dicho por los ministerios públicos, las hizo antes de que localizaran el cuerpo.

En la carpeta de investigación se asentó que Iván Alejandro, al llevar a Humberto al área apartada del complejo habitacional, por alguna razón discutió con él y le efectuó un primer disparó con una pistola calibre 9 milímetros cuando la víctima estaba de espaldas, luego le dio tres más cuando estaba hincado y otros cuando ya estaba en el suelo. Indicaron que Humberto estaba en estado de indefensión.

Tras el hecho, el presunto inculpado arrastró el cuerpo 12 metros, luego se llevó la unidad a la plaza comercial y de allí se fue a su casa. Posteriormente salió del complejo, se reunió con una persona, cuya identidad no fue revelada, y le confesó que había asesinado a Humberto; al día siguiente le dijo lo mismo a otra persona.

Al saber que era investigado, se dio a la fuga.

Defensa

Tras haber huido por un año, el pasado miércoles Iván Alejandro fue localizado en Toluca, Estado de México, y ayer se realizó su audiencia inicial. Eran las 9:00 horas cuando salió a la sala vistiendo un pantalón de mezclilla y una camiseta color pistacho claro. Se miraba tranquilo. Al pedirle el juez que si deseaba emitir su declaración, se reservó este derecho.

Durante el proceso pidió un receso para ir al sanitario y otro para desentumirse. Fueron muy pocas las veces que dirigió la mirada hacia los ministerios públicos y a sus familiares. Casi al finalizar la audiencia, por algunos segundos sonrió al estar escuchando a los ministerios públicos hacer la relatoría del hecho.

Lo acompañaban tres abogados defensores, quienes en un inicio hicieron todo lo posible por alargar el tiempo de la audiencia. Durante el desarrollo de la misma pidieron que su cliente no fuera vinculado a proceso porque consideraban débiles las pruebas presentadas por la Fiscalía; luego solicitaron que, si se vinculaba a proceso, fuera por homicidio en riña.

Al ser negada esta petición, pidieron un plazo de seis meses para armar la defensa, ya que dijeron que la Fiscalía les llevaba un año de ventaja en la investigación; pero se les dio un plazo de tres meses, el cual puede ampliarse si consideran necesario. Como medida cautelar, a Iván Alejandro se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva de carácter oficiosa, la cual no podrá exceder de dos años.

La Familia de Humberto se dijo satisfecha con la decisión del juez, aunque aceptó que fue muy dura la audiencia porque fue revivir todo el dolor. Agradecieron a todas las personas que los han apoyado en este proceso.



Más de interés