Enfrenta PRI oportunidad de romper hegemonía de Morena



10 DE AGOSTO, 2019

Este domingo se llevan a cabo las elecciones internas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para renovar la dirigencia estatutaria del periodo 2019-2023 y, de acuerdo a los expertos, es la posibilidad del tricolor para reencausarse y sobrevivir ante la hegemonía de Morena.


NOTIMEX

México.- El profesor investigador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México (Colmex), Isaac Cisneros Yescas, consideró que el resquebrajamiento de la oposición, principalmente del PRI, se dio porque su ideología prácticamente se diluyó entre el electorado ante el avasallamiento del partido Movimiento de Renovación Nacional.

“Si el resto de los partidos, en este caso el PRI, desea plantearse como una oposición fuerte frente al gobierno, tiene que volver a agendar sus principios ideológicos, conectar con los electores, ofrecer alternativas diferentes y que todo eso sea viable para convertirse en programa de gobierno”, señaló en entrevista con Notimex.

Cisneros Yescas explicó que, en el caso del triolor, hay una oportunidad importante ante su renovación de dirigencia nacional que se realizará este domingo.

“Lo que sigue para el PRI es demostrar que es capaz de construir programas de gobierno acorde a las necesidades de la población y no a modo de sus intereses de partido, y que además tenga un buen desempeño en su gestión.

“Si se unen esos dos elementos lo más probable es que puedan conformarse como una oposición fuerte ante el gobierno actual. Un proyecto de gobierno claro es más atractivo para la población, que la crítica frontal”, estimó el investigador del Colmex.

Coincidió en que las elecciones intermedias del 2021, además de las estatales para renovar algunos gobiernos, serán el primer gran desafío para el PRI; “la primera línea de fuego” como oposición y reposicionarse de manera fortalecida como tal.

En esta contienda participan tres “fórmulas” que competirán por la presidencia y secretaría general del PRI, y están confirmadas por Lorena Piñón y David Santos, la segunda por Ivonne Ortega y José Encarnación Alfaro y la tercera por Alejandro Moreno y Carolina Viggiano.

La pugna más frontal se ha dado entre Alejandro Moreno e Ivonne Ortega, como quedó evidenciado en los dos debates que se llevaron a cabo en días pasados

En este sentido, el tema de la “Casa Blanca”, propiedad de Moreno, ha sido la carta más fuerte de Ortega para atacarlo, ya que lo acusa de corrupción al adquirir esa propiedad valuada en 46 millones de pesos cuando fue gobernador de Campeche, además de acusarlo de sumir en la pobreza a más de 60 mil familias de esa entidad y solicitar un crédito por dos mil 360 millones de pesos sin explicar los motivos.

En tanto que Alejandro Moreno acusa a Ivonne Ortega de haberse adjudicado en el 2008, un año después de terminar su gestión como gobernadora en Yucatán, mil 708 hectáreas de tierra en esa entidad y de haber abandonado al PRI cuando pasó tres meses en Europa durante el proceso electoral federal del 2018.

A su vez, Lorena Piñón acusa a sus dos contrincantes de representar los intereses de la vieja cúpula priista que se niega a ceder el poder “a sangre nueva” representada por el sector juvenil del tricolor.

También señala a Ivonne Ortega como responsable del intento de expulsarla del partido y de acusarla de tener intenciones para postularse a un cargo popular por el PAN; hecho que le costó a Lorena Piñón estar 12 días fuera de la contienda.




Más de interés